TALLERES

Talleres Creativos para Padres en Empresas
Desayunos para Padres. Degustamos información para Nutrirnos y Nutrir

“Cuando las personas dejan de lado sus necesidades de tiempo libre, intimidad y familia y se convierten en una especie de máquinas podemos constatar la presencia de la sombra en el mundo laboral”
Bruce Shackleton

Los adultos estamos inmersos en un mundo de exigencias laborales, crisis económicas y sociales, expectativas de progreso en la adquisición de bienes, etc. Asumir una tarea laboral, profesional o empresarial nos pone “en carrera”. Pero, qué tipo de carrera? Con otros,  junto o contra otros? Con tiempo, a tiempo o contra el tiempo? Para llegar a una meta personal, profesional, económica, material?

Podríamos enumerar otras preguntas y es probable que algunas de ellas coincidan con nuestra realidad, o quizás todas puedan formar parte de lo que  vivimos a diario y entonces así surge el interrogante: ¿cuántas ‘postas’ tiene esta carrera? La pareja, la búsqueda de un hijo, el embarazo, los hijos, el trabajo, la belleza, el estudio, los padres, los amigos, las obligaciones ciudadanas, etc.

¡Cuánta exigencia para ser adultos! Para nuestro cuerpo, nuestra capacidad de comprensión, de paciencia, de disposición. Frente o junto a todo esto nos toca sostener a nuestros hijos y sus circunstancias: su desarrollo, sus aprendizajes, sus necesidades, sus emociones, sus confusiones.
¿Cómo? Así, haciéndonos preguntas para reflexionar, re-crear, re- sentir, re-conocer  y restaurar –nos.

¡Cuánto cargamos sin darnos cuenta!  Miedos, prejuicios, mandatos, clisés, creencias, ansiedades, inseguridades, viejas frustraciones, tristezas (propias y ajenas). Y todo esto suele ocurrirnos inmersos en una enorme sensación de soledad, por vivir en una época y una sociedad donde sólo parece otorgársele espacios al trabajo, y a la capacidad de producir para luego consumir.

Desdibujándonos en una idea de felicidad construida por otros y no delineada por nuestra historia, deseos, capacidades y lo singular de cada uno de nosotros, es que vamos asumiendo responsabilidades y rara vez nos detenemos a recibir aquello que nos alimenta para discernir lo adecuado, lo posible, lo propio, lo necesario en el desempeño de  cada rol o cada circunstancia.

¿Por dónde comenzar? Encontrando motivaciones que nos permitan reorganizar nuestra lista de prioridades, y asumiendo primero nuestro crecimiento para poder sostener el crecimiento de otros.

¿Cuál es el desafío? El compromiso de tomar nuestra vida y apropiarnos de ella, escribir las  decisiones de puño y letra, sin tirar la pelota afuera, confiando en lo verdadero. Cuando ésto sucede las dificultades se tornan más livianas y las experiencias más plenas; la sensación de libertad se vuelve genuina;  el tiempo no vuela, comienza a fluir; lo complejo se torna sencillo y el sufrimiento mismo cobra sentido.

En la medida que podamos ir al encuentro de nosotros mismos, podremos encontrarnos con nuestros hijos. Y así, después, podremos hablar de límites, de la escuela, la violencia, la sexualidad, los miedos de los niños, los caprichos, la play, etc.

Este servicio nace pensando en aquellas familias que sin tener una problemática de gravedad, necesitan un lugar para revisar conceptos y creencias con las que sostienen sus vidas y las de sus hijos; y en las empresas, que asumen la responsabilidad social con la plena conciencia del bienestar necesario de las personas que llevan adelante la eficiencia y producción de las mismas.

Esta es una instancia de aprendizaje, un espacio diferente a la asistencia terapéutica, pero con pretensiones de aportar nociones para el mejoramiento de la calidad de vida de las familias en desarrollo. Y fundamentalmente, éste es un lugar donde podemos “nutrirnos” para “nutrir”, desde el espacio laboral donde transcurrimos la mayor parte de nuestro tiempo, generando recursos también para nuestro desarrollo integral, teniendo herramientas para cuando regresamos a casa y nos encontramos con los nuestros: todo lo que, se supone, mejorará quizás también el quehacer profesional y laboral.