ARTICULOS

El Grito Primal
Silvina Ferreyra

DEDICADO A TODOS LOS NIÑOS POR NACER...A LOS ABORTADOS, ADOPTADOS Y A LOS NEGADOS

 

Apareces, antiguo y actual,
habitante de los años, 
cuidadosamente guardado,
sostenido y encarcelado.

Fuiste nudo y sostén,
denunciante de peligros,
creador de protecciones y corazas,
secuestrador de inspiraciones.

Agazapado, comprimido, escondido.
portador de fuerza,
vital y dormido,
conector de sentidos.

Impulso de vida,
pulso atrapado
cazador y cazado;
dejaste de sonar y 
quedaste suspendido.

Invisible e impotente,
concreto y sutil.
Áspero, pesado, 
conocido y olvidado.

Hilos de oro en ovillos
enredados en la verdad primigenia.
Vacuna de los males tortuosos,
tentación de muerte.

¡Grito enmudecido!
Capítulo escrito con tinta de agua,
enredo de notas musicales
de canciones no paridas.

Blanco de un viejo aquelarre
fuiste guardián de los ojos 
testigo de luz divina,
tímpano sordo
espada de gladiadora
y punto de fuga.

¡Grito enmudecido!
bastión de bruja buena, 
válvula de vacío,
refugio de ensueños.

Sos fuente del perdón
y voz de los no nacidos
emblema de un triunfo temido.

Te hiciste paciente y protector de vida,
camino de flores
abonadas en secas espinas, 
sendero del aire,
forjador de sentido.

¡Ay, grito enmudecido!
fuiste tierra fértil de encuentros
entre raíces y estrellas, 
conectaste deseos apasionados y
leyes de hierro oxidado.

¡Aaaaaaahhhhhhhhhh!
Grito de libertad bendecida,
buscada y merecida.
Fuego de quimera agitada
sonido parido por voces extrañas,
por almas amigas.

¡Aaaaaaaaayyyyyyyy!
Rugido de un dulce despertar,
truco de un mago sin magia,
batuta dorada de una canción por cantar.

¡Grito gritado!
Tantas mujeres despiertas,
viejas y niñas que ahora 
pueden cantar
porque fuiste dado 
y escuchado …